3 diciembre 2020 | América Latina, Internet

Cuatro maneras de apoyar emprendimientos con impacto

Quizás hoy es más evidente que nunca la importancia de este tipo de empresarios: son quienes tienen una capacidad de respuesta casi inmediata a la crisis económica y sanitaria que estamos atravesando

En todo el mundocientos de miles de emprendimientos sociales trabajan con comunidades vulnerables y buscan soluciones innovadoras para enfrentar las problemáticas sociales y medioambientales más urgentes. Desde hace rato somos conscientes del gran impacto positivo (directo o indirecto) que generan en la vida de millones de personas; y por eso hay organizaciones en todo el mundo que trabajan de manera incisiva para apuntalarlos.

Quizás hoy es más evidente que nunca la importancia de este tipo de emprendedores: son quienes tienen una capacidad de respuesta casi inmediata a la crisis económica y sanitaria que estamos atravesando. Sin embargo, la pandemia también los puso contra las cuerdas y limitó su capacidad de conseguir apoyo financiero. De acuerdo al reporte anual de la Red Global de Inversiones de Impacto (GIIN), un 20% de estos inversores manifestó que tendría que reducir sus aportes.[…]

Si sos una organización del ecosistema, como ASEA, podés seguir ofreciendo la asistencia técnica para ayudar a este tipo de emprendimientos y ayudar a comunicar y visibilizar su trabajo dentro del ecosistema. Se trata de ofrecer propuestas adecuadas y centradas en las necesidades actuales de estos emprendedores, como programas nuevos y específicos. Un ejemplo es el encuentro Changemakers Unidos, que organizó Ashoka en septiembre para mostrar el esfuerzo colectivo de la región para apoyar emprendimientos sociales en América Latina frente a la crisis del COVID-19.

Si sos una empresa ya establecida y con trayectoria, trabajá desde tu cadena de valor para profundizar el apoyo a los emprendimientos sociales. Si podés, adelantá pagos -la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH), por ejemplo, impulsó la ley de pagos a 30 días-, sé más flexible con los contratos, conectalos con posibles fuentes de capital, apoyalos desde el voluntariado corporativo y asesoraralos en tu área de expertise en caso de que lo necesiten.

Si sos inversor o un fondo de inversión, podés ver de adaptar tus prioridades y empezar a considerar el impacto social como una métrica igual de importante que el retorno financiero. Pensá fuera de la caja, mirá más allá de tu portfolio actual, trabajá con una mayor tolerancia al riesgo y pensando en un repago a largo plazo. Incluso podés considerar ideas que en el pasado no hubieras tenido en cuenta y buscar nuevas oportunidades de colaboración y coinversión para garantizar que estos emprendimientos sociales cuenten con el capital que necesiten.[…]

Fuente: INFOBAE

Top
768 a 983
480 a 767
479