3 octubre 2017 | Internet

Las Inversiones de Impacto buscan abrirse en América Latina

El Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) realizó una nueva jornada bajo el lema “Dinamizar el desarrollo: Inversiones de Impacto en Argentina”. Participaron representantes del sector público, privado y de la sociedad civil con el objetivo de debatir acerca de las oportunidades y desafíos de las Inversiones de Impacto, una alternativa dentro de la Inversión Social Privada que es tendencia a nivel global.

“Creemos es que es posible crear riqueza económica y social de manera simultánea y sostenible”. Con esta afirmación, inauguró María Julia Díaz Ardaya, presidente del GDFE, la XV Jornada Anual del Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) “Dinamizar el desarrollo: Inversiones de Impacto en Argentina”.

El encuentro cumplió con su objetivo, reunir y abrir la conversación entre todos los actores involucrados en el ecosistema de la Inversión Social en nuestro país: empresas, organismos internacionales, fundaciones, gobierno, inversores y académicos. Todos ellos dijeron presente en el salón Jacarandá de la Fundación YPF el martes 26 de septiembre.

Todos los asistentes llegaron a un acuerdo. Estamos preparados para el cambio. El público participó con pulsadores interactivos en este conversación. “¿Considera que en Argentina estamos en condiciones para desarrollar las inversiones de impacto?” “Sí” fue la respuesta de 51% del público, mientras que el 41,2% respondió que ´medianamente´. Inversión de impacto es poder invertir, y buscar un retorno financiero y a la vez un impacto social y medioambiental positivo. El cambio ya es una decisión.

El GDFE comenzó este año un nuevo ciclo que lleva el claro objetivo de ampliar el espectro de acción, enriquecer el diálogo y pensar su rol en una escala mayor. Con la mirada puesta en generar una nueva visión sobre el bien público en Argentina, atravesada por algunos conceptos impostergables: innovación, articulación, incidencia y mirada federal.

“El cambio no es una opción” fue una de las conclusiones de los panelistas. Rodrigo Saa y María Laura Tinelli fueron los primeros disertantes, encargados de introducir el tema y motivar al público.

El chileno Rodrigo Saa, abrió el panel de presentaciones “Cómo prepararnos para la innovación”. “No hay recetas mágicas para innovar” fue el disparador de la presentación de Saa. “Para hablar de Inversiones de Impacto tenemos que cambiar urgente nuestro mindset.” Se refería a dejar de lado nuestros preconceptos a la hora de pensar en inversiones y en retorno económico ligado al bien social. Entre sus claves, propuso un cambio veloz del modo de pensar y potenciar las fortalezas. “Para innovar es necesario articular equipos, descubrir en qué somos buenos para apostar a eso”. En todo Latinoamérica nos hace falta “crear valor, capturar valor y distribuir valor”

María Laura Tinelli, de Acrux Partners y miembro del Grupo de trabajo que desarrolla un Bono de Impacto Social en la Ciudad de Buenos Aires, sostuvo: “El paradigma está cambiando, y Argentina no es la excepción: “Estamos en un punto de no retorno hacia una única manera de hacer negocios. Invertir hoy es mirar todo: retorno financiero y social”. El cambio permea en las empresas, en las inversiones y también en la filantropía.

Luego fue el turno del Panel de Debate “Fortalecer el ecosistema de las inversiones de impacto: el rol de cada sector.” Participaron: Constanza Gorleri, gerente de sustentabilidad del Banco Galicia; Matías Bendersky, jefe de la Unidad de Alianzas Estratégicas y Movilización de Recursos de BID; Marian Labourt, responsable de Comunicación de Conservation Land Trust (Argentina); Sebastián Welisiejko, director de Global Steering Group for Impact Investment (Reino Unido); y María Rigou, directora ejecutiva del GDFE, como moderadora.

Sebastián Welisiejko, es ex Director de Global Steering Group for Impact Investment, recién llegado a Argentina para asumir un nuevo rol a partir de octubre en el ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros, desde donde también se ve el valor de atraer y propiciar este tipo de inversiones con doble valor. “La inversión de impacto incide en la agenda social y ambiental. La filantropía sola no puede responder, los gobiernos y el capital sólo, tampoco.” “Creo en el rol transformador del sector público. En el Reino Unido, el Estado tuvo un rol catalítico en materia de inversiones de impacto, pero la demanda tiene que estar lista también para recibirlo. El gobierno tiene que meterse mucho más, meterse en la agenda social, más allá de generar una regulación.”

Matías Bendersky, es Jefe de la Unidad de Alianzas Estratégicas y Movilización de Recursos de Banco Interamericano de Desarrollo (BID)) y sostuvo que “en un país y en una región percibida como de renta media, fomentar este tipo de inversiones podría potenciar y cubrir parte de la agenda de financiamiento de los ODS de manera sostenible”.

Constanza Gorleri, gerente de Sustentabilidad del Banco Galicia afirmó que “el contexto nos demanda acción”. “Desde el sector financiero ya no alcanza pensar a quién se presta y en qué condiciones. Hay que pensarlo como una inversión, y elegir invertir en entidades con propósito”. En cuanto a las inversiones de Impacto, dijo: “salimos de la mirada de riesgo, para ir hacia una mirada de oportunidades”.

Por su parte, Marian Labourt desde Conservation Land Trust, aborda en Parques Nacionales en el Iberá a la sustentabilidad como un modelo de negocio, de conservación y de filantropía; promoviendo las Inversiones de impacto en el norte del país.

Las Invesiones de Impacto ya no son una opción. El cambio llegó para quedarse. Fortalecer a los actores, y abrir la conversación entre todos los actores estratégicos: el camino ya está trazado.

Fuente: ComunicaRSE

Top
768 a 983
480 a 767
479