10 febrero 2021 | América Latina, Internet

Qué se necesita para que los bonos verdes, sociales y sostenibles sean furor en los mercados

Por Pablo Cortinez.

Durante los últimos años, cada mes de enero nos enteramos que el volumen de Bonos Verdes emitidos a nivel global rompe el récord del año anterior. La novedad es que en diciembre de 2020 se llegó a USD 1 trillion (americanos) de bonos verdes emitidos desde la primera emisión relacionada con el clima, allá por 2007, a manos del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

La pregunta que surge suele ser: ¿estamos ante la presencia de una moda pasajera? ¿O se trata de un tipo de bono que llegó para quedarse, con el objeto de financiar esa transición hacia una economía baja en carbono que facilite y acelere las modificaciones necesarias para que el planeta cambie antes de que sea demasiado tarde?[…]

Si bien la pandemia frenó las emisiones de green bonds en 2020, en particular en el segundo y tercer trimestre dada la explosión del Covid-19 en todo el mundo, permitió el salto al estrellato de los Bonos Sociales. Los destinos de estos bonos incluyen la salud, la reconstrucción de los tejidos social y productivo, infraestructura básica y vivienda social. También los Bonos Sostenibles (mix entre Verdes y Sociales) tuvieron protagonismo. Ambos casos pueden considerarse una muestra de que las finanzas también pueden ser resilientes.[…]

 

Fuente: Ámbito Financiero

Top
768 a 983
480 a 767
479